El Rey Felipe VI ha presidido hoy, acompañado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y sus homólogos portugueses, Marcelo Rebelo de Sousa y António Costa – presidente del país y primer ministro lusos respectivamente – la reapertura de la frontera entre España y Portugal después de tres meses y medio incomunicados por tierra con el país vecino.

Este solemne acto, en el que doña Letizia no ha acompañado al Rey, representa simbólicamente que lo peor de la crisis sanitaria motivada por el coronavirus ya ha pasado.

Manteniendo la distancia de seguridad y sin quitarse las mascarillas reglamentarias, Don Felipe y Marcelo Rebelo de Sousa han tenido un primer encuentro en el Museo Arqueológico en la alcazaba de Badajoz, para cerrar posteriormente el simbólico acto de apertura de fronteras en el castillo de Elvas, en Portugal.

Durante la visita, en Badajoz se han escuchado vítores de apoyo hacia el Rey, pero también protestas al grito de “gastos reales para escuelas y hospitales”.

Esta reunión de máximo nivel resalta la estrecha colaboración hispano-portuguesa en materia de control de fronteras y reabre, tres meses y medio después, la comunicación por tierra entre nuestro país y Portugal, destino de veraneo para miles de españoles.