No es ningún secreto que doña Sofía y Letizia no mantienen una relación muy cordial, precisamente. Aunque intentan disimular su mutua animadversión de puertas de Zarzuela para afuera, cada día se disputa entre ellas una auténtica batalla en la que luchan por desbancar a su adversaria. Ortiz ha dado el último paso y ha ideado una estrategia para hacer frente a su suegra. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Letizia desafía a doña Sofía cómo mejor sabe hacerlo

> No es la primera vez que la consorte utiliza la moda para asestar un duro golpe a su suegra. Las últimas veces que lo ha hecho escogió como arma una de las prendas más polémicas de su armario: la blusa negra de lunares blancos de Carolina Herrera. Doña Letizia lució esta parte de arriba cuando tuvo lugar el dichoso rifirrafe entre las reinas en la Catedral de Palma de Mallorca. Así, a Ortiz no se le ocurrió otra cosa que repetir modelito cuando se cumplió un año del incidente. Conocedora que todo el mundo recuerda sus estilismos, no cabe duda de que se trató de una decisión tomada a conciencia.

La última vez que volvió a ataviarse con esta conocida blusa fue durante su visita al rey Juan Carlos en la Clínica Quirón de Pozuelo, tras ser operado del corazón. Una vez más, volvió a generar mucho revuelo que la reina escogiera esta prenda en un momento tan delicado. A nadie le entra en la cabeza que, poseyendo un vestidor tan extenso como el suyo, todavía no se haya deshecho de esa camisa que solo ha traído dolores de cabeza a la monarquía. Solo cabe una razón que explique su negativa a eliminarla de su armario: la usa de comodín para desafiar a doña Sofía cada vez que tiene ocasión. Es la carta que siempre guarda bajo la manga.