La vida de Letizia Ortiz dio un giro radical cuando entró a formar parte de la familia real española. Sin embargo, y contra todo pronóstico, su realidad volvió a cambiar hace justo un año. La mujer de Felipe VI puso en peligro la estabilidad de la monarquía con un injustificado comportamiento que a día de hoy sigue trayendo cola. Descubre cuál ha sido su sorprendente decisión en este desesperado intento por hacer borrón y cuenta nueva.

La polémica llegada a los Borbones

> Tras varias relaciones que no llegaron a buen puerto, Felipe de Borbón anunciaba que se casaba. El entonces príncipe de Asturias no había sido pillado nunca con su novia. Por tanto, conocer que tenía pareja y que su romance estaba más que avanzado supuso una enorme sorpresa. Desde aquella noticia, todos los ojos se posaron en la afortunada: Letizia Ortiz Rocasolano. Un rostro que resultaba familiar puesto que era la encargada de presentar los Informativos de TVE. No había vuelta atrás, era la mujer más buscada de la prensa nacional e internacional.

Su primera aparición como novia oficial del heredero dio mucho que hablar. En medio de la pedida de mano mandó callar a don Felipe, un gesto que no sentó demasiado bien en el círculo de él. Los Reyes habían aceptado que su hijo quisiera modernizar la monarquía casándose con alguien ajeno a la nobleza. De hecho, Sofía y Juan Carlos le dieron el beneplácito, al igual que el resto de la familia. Sin embargo, su sorpresa fue mayúscula al ver el cuestionable comportamiento de Letizia dentro de la institución. Te detallamos todo a continuación.

Siguiente: La imposición de las normas de Letizia