Estamos ante uno de los enfrentamientos con más repercusión de la reina Letizia. Tras una temporada marcada por sus continuos desaires a los Borbones, ahora la mujer del jefe de Estado tiene nuevos enemigos. Y lo curioso de todo es que son personas que forman parte de su propia familia. Ha impuesto la ley del silencio sin pensar en que, por primera vez, alguien se le revelaría. Descubre este escabroso episodio de la monarca consorte.

Una mayoría edad llena de nefastas consecuencias

> Con su llegada a la mayoría de edad poníamos cara a Carla Vigo, la única hija de Érika Ortiz y Antonio Vigo. La joven, que hasta entonces había vivido en el más absoluto anonimato, saltó a la palestra el mismo día que cumplió los 18, el pasado mes de octubre. Y lo hizo por voluntad propia, abriendo sus redes sociales a todos aquellos que quisieran seguirla. Son precisamente sus perfiles personales en Instagram o Twitter lo que nos ha permitido conocerlo todo sobre la primera sobrina de la reina Letizia.

Carla es una joven muy sociable que sueña con dedicarse al mundo de la interpretación. De hecho, se define a sí misma como “actriz y bailarina en proceso”. También abrió su propio canal de Youtube, donde compartía vídeos con su padre, con su hermano pequeño… Pero, aunque ella se comporta como cualquier otra joven de su edad, en cuanto se enteraron de su parentesco, todos los seguidores (que crecieron como la espuma) empezaron a hacerle cuestiones acerca de su tía, de sus primas Leonor y Sofía… Lo que no imaginaba es que las consecuencias de esto serían tan devastadoras.

Siguiente: Carla Vigo, el topo de los Borbones