No podía ser de otra forma. La hija de la infanta Elena ha celebrado su cumpleaños y, una vez más, no ha quedado exenta de polémica. Los fiestones de Victoria Federica no suelen pasar desapercibidos ante la opinión pública, pero en esta ocasión ha cruzado todos los límites y el último escándalo en el que se ha visto envuelta todavía resuena con fuerza. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

La fiesta que llega tarde

> Todo el mundo se echó las manos a la cabeza: Victoria Federica alcanzó los 19 años el pasado 9 de septiembre y no hizo nada para celebrarlo. Bueno, sí que se reunió con unos cuantos amigos en un conocido restaurante madrileño, pero la velada se caracterizó por una inusual discreción que no suele casar con los eventos que organiza la hija de doña Elena de Borbón. ¿Se está encarrilando la cuarta en la línea de sucesión al trono español?, se preguntaba todo el mundo. Pero la verdad nada tenía que ver con un cambio de actitud en ella, sino con su apretada agenda de socialité.

En pocas semanas, Victoria Federica se dejó caer por dos puestas de largo y una boda, la de sus grandes amigos María García de Jaime y Tomás Páramo. Así, la hija de doña Elena de Borbón apenas tenía un hueco para celebrar por todo lo alto su cumpleaños. Mejor tarde que nunca, habrá pensado ella, que por fin se dignó a preparar una gran fiesta en el capitalino Teatro Kapital el pasado viernes 27 de septiembre, tal y cómo adelantó Cotilleo.es en exclusiva. Todavía con la resaca en el cuerpo, los detalles de la velada han salido a la luz y de seguro que no han hecho ni pizca de gracia a Casa Real. Sigue leyendo para enterarte de todo.

Siguiente: El altercado que empañó el cumpleaños