Letizia no tiene escapatoria. Su animadversión hacia don Juan Carlos es pública y notoria. El asunto es objeto de análisis hasta en medios de corte político. El hecho de que el rey emérito haya abandonado la vida pública no significa un balón de oxígeno para su nuera. Al contrario, don Juan Carlos tiene más claro que nunca que va a seguir plantando cara a doña Letizia. Y lo está haciendo al descubierto. Fuera caretas. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

Así nació la animadversión entre Juan Carlos y Letizia

> Para don Juan Carlos y doña Sofía siempre fue motivo de preocupación los amores de don Felipe. Por una u otra cuestión, siempre encontraron peros a las elecciones sentimentales de su hijo. Intentaron convencerle de que debía decantarse por un tipo de mujer que no fuera ajena a la realeza. Alguien con el pedigrí suficiente y ausencia de pasado. Las novias que don Felipe presentó a sus padres no pasaron el examen.

Cuando don Felipe conoció a Letizia tenía muy claro que la Corona no volvería a pasar por delante de los sentimientos. Para entonces, don Juan Carlos ya había recibido información sobre la periodista que la hizo descartarla sin conocerla. De la misma opinión era doña Sofía. Lógicamente, el rey manifestó a la periodista lo que pensaba sobre ella. No le dio ni una oportunidad. La condenó de antemano. A partir de ese momento se juraron odio eterno.

Siguiente: Los malos deseos de Letizia para su suegro