Letizia Ortiz no se mueve ni un ápice de su forma de ser. Ha entrado en la monarquía pero la monarquía no ha entrado en ella. Sigue sin dar prioridad a lo institucional y priman las rencillas personales antes que la corona. El asunto es muy complicado y don Felipe se encuentra en la espada y la pared. La reina se está equivocando en su afán de venganza contra don Juan Carlos y doña Sofía. Su último movimiento puede poner en jaque al rey. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Letizia arde en la hoguera de las vanidades

> Letizia Ortiz no gustó a su llegada a Zarzuela y sigue sin gustar. Fue pisar palacio y dejar claras sus intenciones. Don Juan Carlos y doña Sofía siguen sin recuperarse de la primera impresión que les causó la periodista. Don Felipe intentó animarles explicando que se amoldaría a su nueva vida. Manifestó que ese era su deseo. Sin embargo, los reyes sabían que eso no iba a ocurrir. Aunque, sin duda, jamás creyeron que fuera a presentar tanta oposición al término Real.

Lo cierto es que doña Letizia disfruta llevando la contraria. Cuanto más incómodo está su interlocutor, mejor. Al menos en lo que se refiere a una situación que no es de su agrado. Entonces, saca toda la artillería de tal forma que quien tiene delante es imposible que no se entere de lo que sucede. Se lo hace a cualquiera, hasta a su propio marido. Ocurrió durante un acto en el que el rey leía un discurso. La reina, muy molesta por algo sucedido en la intimidad, estuvo jugando con su teléfono móvil durante el rato que duró el parlamento de don Felipe.

Siguiente: Así se vengará Letizia de sus suegros