Los problemas crecen para Felipe y Letizia. La pareja debe hacer frente a los comentarios que generó su presencia en la misa funeral por la infanta Pilar. Los reyes se acercaron a saludar cariñosamente a Beatriz de Holanda. En el mismo banco estaban las infantas Elena y Cristina. Sin embargo, don Felipe y doña Letizia las obviaron. Y en esas estábamos cuando se habla de que un nuevo miembro de la familia podría poner en entredicho a la monarquía con sus actos. ¿Estamos ante un nuevo Iñaki Urdangarín? Te lo contamos todo a continuación.

La enemiga de Letizia vuelve a las andadas

> Se trata de Laura Ponte, la exmujer de Beltrán Gómez-Acebo, el primo de don Felipe VI. La reina y ella alcanzaron su punto de máxima tensión cuando la modelo sacó a relucir el nombre de Letizia durante una entrevista con la prensa. A la soberana no le hace ni pizca de gracia que los que la conocen se refieran a ella ante los medios, porque considera que todo lo que digan puede ser utilizado en su contra. Así, se rumorea que cantó las cuarenta a Ponte y, desde entonces, cruz y luz. Años después, Laura ha vuelto a hablar de la Casa Real, y aunque venía con la lección bien aprendida y no se atrevió a mencionar a Letizia, sus declaraciones no dejaron de levantar ampollas en Zarzuela. La que fuera nuera de la infanta Pilar se posicionó con Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina en la batalla que ambos afrontan con Palacio desde que se destapó el Caso Nóos.

Ponte dirigió muy buenas palabras a los exduques de Palma, a quienes definió como “gente muy querida” para ella, pero alabó especialmente a Iñaki Urdangarín, por el que rompió una lanza a su favor en lo referente a su condena de cinco años y diez meses de prisión. “Es un señor que no te va a arrancar las orejas, no es un peligro para la sociedad”, apuntó Laura. Parece que los enemigos de Letizia se alían para aunar fuerzas contra ella, y de seguro que a la reina no le ha hecho ni pizca de gracia que Ponte, una persona que estuvo tan ligado a la Corona, eche un cable a los que tanto daño han hecho a la imagen de la monarquía.