Los problemas crecen para Felipe y Letizia. La pareja debe hacer frente a los comentarios que generó su presencia en la misa funeral por la infanta Pilar. Los reyes se acercaron a saludar cariñosamente a Beatriz de Holanda. En el mismo banco estaban las infantas Elena y Cristina. Sin embargo, don Felipe y doña Letizia las obviaron. Y en esas estábamos cuando se habla de que un nuevo miembro de la familia podría poner en entredicho a la monarquía con sus actos. ¿Estamos ante un nuevo Iñaki Urdangarín? Te lo contamos todo a continuación.

Guerra abierta entre Letizia y sus cuñadas

> Faltaba una imagen para confirmar que la relación entre doña Letizia y las infantas Elena y Cristina está completamente rota. Pues bien, la misma se obtuvo durante la misa funeral por la infanta Pilar. Los reyes se acercaron a saludar cariñosamente a Beatriz de Holanda y obviaron totalmente a Elena y Cristina, que compartían banco en la iglesia con la que fue soberana holandesa. Tras abdicar, Beatriz lleva el título de princesa.

Lo cierto es que a ninguno de los allí presentes sorprendió el proceder de doña Letizia. No ocurrió lo mismo en relación a don Felipe, de quien se esperaba al menos una sonrisa para sus hermanas.  El escándalo Urdangarín hizo que el rey apartara a Cristina de sus funciones institucionales. Lo que nadie esperaba es que el alejamiento llegara hasta la esfera de lo privado. Idéntico caso ocurre con Elena. Su hermano no le perdona que siempre haya apoyado públicamente a Cristina de Borbón.

Siguiente: Letizia, preocupada y en estado de alerta