La tormenta sacude con fuerza en Casa Real. Sobre la mesa, oscuros manejos económicos sobre la fortuna de la familia real. Aunque se intentado señalar a don Juan Carlos como único responsable, don Felipe también está enfangado. Padre e hijo constan en una fundación que recibió cien millones de dólares que no se justificaron. Es ahora cuando las autoridades fiscales intentan esclarecer este hecho. Sin embargo, la imagen de la monarquía está gravemente manchada. El rey ha enviado un comunicado que no ha servido para atajar la polémica. Ahora Leonor y Sofía están en el ojo del huracán. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo sobre este escándalo a continuación.

La familia real, tocada ¿y hundida?

> El fin de semana ha resultado muy movido en Casa Real. Todo se desbordó tras conocerse que la fiscalía suiza está investigando una sospechosa transacción económica de Adbul Aziz Al Saud a don Juan Carlos. Se trata de cien millones de dólares que el emir habría depositado en una cuenta a nombre de una fundación cuyo único beneficiario es el rey emérito. Durante años, don Juan Carlos retiró dinero de la cuenta y dispuso de él a su antojo. Ha trascendido que en 2012 obsequió a Corina con sesenta y cinco millones procedentes de esa cuenta. Un millón más fue para otra mujer con quien también mantuvo una relación.

Y si todo puede ir a peor, The Telegraph ha publicado que en la Fundación que parecía únicamente gestionada por don Juan Carlos, también aparece don Felipe como segundo beneficiario. En los estatutos de la fundación Lucum se especifica que el rey será el encargado de procurar todo lo necesario a nivel económico para doña Sofía y las infantas Elena y Cristina.

Siguiente: Leonor y Sofía, involucradas en el escándalo