Laura Matamoros está siendo la protagonista indiscutible del día de hoy y no precisamente por haber ganado la última edición de Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition. A la hija de Kiko Matamoros parece no importarle las cámaras y ha sido muy sincera: ha sacado a la palestra el lado más oscuro de su familia.

Protagonista de todos los programas en los que participa

> Laura Matamoros tiene un don: en cada programa en el que participa, termina siendo la protagonista. Seguro que muchos de vosotros recuerda su entrada en una de las ediciones más vistas de Gran Hermano VIP. Entró con el apodo de “la hija de Kiko Matamoros” y como una de las desconocidas de la casa con pocas posibilidades de ganar. Finalmente, terminó alzándose con el maletín tras superar con creces al cañero Carlos Lozano.

Su última aparición en televisión ha sido en Cuatro, en la última edición de Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition. Y para todos los que os lo estáis preguntando: sí, también ha conquistado este programa. Esta vez la audiencia no ha sido la encargada de decidirlo aunque para ser sinceros, Laura es una de las famosas más queridas de la televisión. Quizás por su sinceridad pues no le importa hablar alto y claro de su familia y lo que significa para ella el apellido Matamoros.

Siguiente: Habla sin tapujos de su familia