El tiempo no mejora las relaciones entre miembros de la familia del rey. Las infantas Elena y Cristina son unas de las grandes damnificadas por las decisiones que sobre ellas ha tomado don Felipe. En esto mucho ha tenido que ver doña Letizia. Las infantas invisibles se han revelado para dejar claro que no se pliegan a las condiciones impuestas por los reyes. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo.

Las infantas invisibles

> El caso Noos fue el principio del fin de una época en Casa Real. A don Juan Carlos le costó la abdicación. Para entonces, su hija Cristina ya había sido apartada de la familia. Se la condenó al exilio en Ginebra. Las órdenes de don Felipe fueron claras. Ningún miembro de la familia debía dejarse ver en público con su hermana favorita. Hasta entonces, habían sido uña y carne. Doña Elena dio un golpe en la mesa y se rebeló ante la imposición del rey.

Lejos de seguir el mandato de don Felipe, Elena de Borbón hizo lo que creía más justo, apoyar a su hermana. Esto le costó ser condenada al ostracismo dentro de la Corona. A partir de ese momento, su imagen fue desapareciendo de la vida institucional. Sin duda, una gran alegría para doña Letizia, que jamás sintió demasiada simpatía por su cuñada. De un día para otro, Elena y Cristina se convirtieron en las infantas invisibles.

Siguiente: Elena y Cristina envían un contundente mensaje a los reyes