Todos los medios están hablando de la vuelta al cole de Leonor y Sofía. Un año más, la princesa y la infanta han retomado sus clases en el prestigioso colegio Santa María de los Rosales, que acoge a todos los niños de bien de la élite madrileña. Desde que las hijas de Felipe VI empezaron a estudiar en ese centro en 2013, los padres de los demás alumnos se han puesto en pie de guerra contra Letizia. Al parecer, la soberana abusa de su poder y ha presentado ante la dirección una serie de exigencias que no han gustado nada al resto de familias. ¿Quieres saber más sobre el asunto? Sigue leyendo, no tiene desperdicio.

Leonor, Sofía y la ley del silencio

Letizia

> La consorte tiene especial interés en que no trascienda nada de lo que sucede de puertas de Zarzuela para adentro. Así, desde que sus hijas tienen memoria, las ha estado instruyendo para que ni se les ocurra soltar una sola palabra referente a su vida familiar o doméstica. De hecho, según pudo saber Vanitatis, los profesores tienen instrucciones de no preguntar a Leonor y Sofía sobre cómo han ido sus vacaciones o su fin de semana, tal y cómo hacen con el resto de niños. Su vida es todo un misterio para sus compañeros, lo que podría dificultarles entablar amistad con ellos.

Letizia tiene una forma de educar a sus hijas que no tiene nada que ver con la que doña Sofía empleó con Felipe y las infantas. La emérita pretendía que sus vástagos disfrutaran de una infancia lo más normal posible y que hicieran piña con sus compañeros. De hecho, un día el príncipe de Asturias se presentó en casa llorando porque un amigo no lo había invitado a su cumpleaños. Rápidamente, la griega levantó el teléfono para comprobar a qué se debía el desplante. “No sabemos que tratamiento dar a su majestad”, dijeron los padres, a lo que doña Sofía respondió: “el mismo que al resto de niños”. Nos encontramos ante dos formas muy diferentes de entender la crianza de los más jóvenes de la Corona.