Todos los medios están hablando de la vuelta al cole de Leonor y Sofía. Un año más, la princesa y la infanta han retomado sus clases en el prestigioso colegio Santa María de los Rosales, que acoge a todos los niños de bien de la élite madrileña. Desde que las hijas de Felipe VI empezaron a estudiar en ese centro en 2013, los padres de los demás alumnos se han puesto en pie de guerra contra Letizia. Al parecer, la soberana abusa de su poder y ha presentado ante la dirección una serie de exigencias que no han gustado nada al resto de familias. ¿Quieres saber más sobre el asunto? Sigue leyendo, no tiene desperdicio.

¿Cárcel o colegio?

Leonor

> Como se ha mencionado anteriormente, el colegio Santa María de los Rosales no solo acoge a Leonor y Sofía como alumnas conocidas, sino que otros hijos de famosos también se forman entre sus aulas. Álvaro Fuester, José Bono o Raphael son algunas celebrities que han confiado en este centro para educar a los más pequeños de su familia. Así, parece comprensible que el recinto tenga que estar protegido con numerosas medidas que aseguren el bienestar de los estudiantes, pero para Letizia no fueron suficientes. La consorte sugirió a la dirección que se aumentara la altura de las vallas que cercaban el lugar, levantándose ahora a dos metros sobre el suelo.

Además, varios perros entrenados salvaguardan las inmediaciones del centro para asegurar que no hay ni rastro de explosivos por la zona. En cuanto a la seguridad privada de Leonor y Sofía, un equipo de guardaespaldas las acompaña en todo momento. Si bien intentan ser todo lo discretos que les sea posible, se han comentado episodios en los que han llegado a intervenir solo porque algún alumno se acercó más de la cuenta a sus protegidas, provocando un tremendo susto en el estudiante. Letizia quiere tratar a sus hijas como unas niñas burbuja y las ha instruido para ello.

Siguiente: Leonor, Sofía y la ley del silencio