Si en algo coinciden las voces más críticas es que Sergio Ramos y Pilar Rubio no acertaron en los estilismos escogidos en un día tan importante como el de su boda. En Cotilleo.es no solo estamos de acuerdo con estas opiniones, sino que hemos querido rescatar cinco momentos en los que Pilar y Sergio vistieron mejor que en su ceremonia.

Vestido inflamable y chaqué de invierno

> Nadie cuestiona que el vestido que lució Pilar Rubio el día de su boda tiene un precio desorbitado. Ni tampoco que los materiales escogidos para la confección del mismo sean de alto nivel, pero el resultado fue realmente catastrófico. Nada encajaba en el vestido, ni siquiera su escultural cuerpo. Le marcaba en exceso unas caderas que Pilar no tiene. Excesivo el uso de brillantes, adornos y aderezos en un vestido que parecía, más bien, un disfraz inflamable de los Gipsy King. Una cerilla hubiera bastado para convertir a la presentadora en una falla valenciana.

Sergio tampoco acertó. Quiso arriesgar y se quedó en una caricatura con un chaqué demasiado oscuro para casarse en verano. El estampado y el material hacía que pareciera un look de invierno. Usó demasiada agua oxigenada y en su tupé se consumieron, como mínimo, dos botes de laca Nelly. Nadie se fijó, tal y como hemos comentado en Cotilleo.es, que ni siquiera los puños de la camisa estaban igualados, tal vez porque al jugador del Real Madrid lo que verdaderamente le interesaba era demostrar que tenía un buen peluco en su muñeca. Pero no siempre es así, a continuación las fotos de los cinco momentos en los que vistieron mejor que en su boda.

Siguiente: El mejor look de los novios en otra boda