La visita de uno de los íntimos amigos de Kiko Jiménez al programa Sálvame reveló los verdaderos motivos por los que el de Linares habría apuñalado por la espalda a Mila. Al parecer, tras el altercado que Kiko y Sofía protagonizaron en Marbella con la policía local, la periodista fue una de las que más arremetió contra la pareja, algo que Kiko no ha olvidado y ha querido hacerle pagar.

Kiko Jiménez ha sido un concursante de gran controversia desde su entrada en la casa, primero en sus conflictos con Hugo Castejón y, más tarde, nominando a Mila por sorpresa

La decisión de Kiko Jiménez, secundada por El Cejas, de subir a Mila Ximénez a la palestra ha estado envuelta en polémica desde el primer momento. Lo que para algunos era considerado una puñalada trapera, para otros era visto como una jugada maestra, pero lo cierto es que todos han coincidido en que se trata de una verdadera traición a la colaboradora. Y lo cierto es que esta reacción podría tener más de premeditada de lo que a simple vista parece.

Más allá de la lógica estrategia que conlleva un movimiento así, era uno de los propios amigos de Kiko Jiménez el que revelaba las claves de la que ha sido la mayor estrategia del concurso. Según su amigo, el que fuera novio de Gloria Camila entraba en la casa con la metralleta cargada hacia Mila Ximénez, esperando a encontrar el momento oportuno para disparar. Esta ocasión llegó de manera perfecta cuando el pasado jueves Kiko la nominó de forma directa esperando su expulsión.

Mila era una de sus cuentas pendientes

El Cejas, el otro protagonista de la traición, no ha explicado todavía cuáles fueron los motivos que le llevaron a secundar la propuesta de Kiko

Lejos de lo que en un primer momento podía parecer, Kiko iniciaba su concurso con la mochila llena de cuentas pendientes con sus enemigos del pasado, y dispuesto a devolverle el ataque a todo aquel que le criticó por su conducta o sus polémicas entrevistas. Es el caso de la colaboradora de Sálvame, que fue una de las más críticas con el ex tronista en el conflicto que este y su pareja Sofía Suescun protagonizaron con la policía de Marbella. La periodista lo calificó como “un chaval chulo, prepotente y maleducado”.

Para Kiko, estas palabras no cayeron en saco roto, y al conocer que iba a compartir concurso con Mila Ximénez, comentó con sus familiares y amigos más cercanos la oportunidad que este concurso le brindaba para devolverle el golpe. El hecho de querer vengarse de la colaboradora no supone el centro de los reproches, sino la falseada amistad que Kiko fingió tener con ella en los primeros días de concurso, demostrando luego ser fruto del más burdo engaño.