Ni la guerra de los 100 años. El enfrentamiento entre Belén Esteban y Toño Sanchís no tiene pinta de acabar pronto. Después de que la de Paracuellos exprimiera hasta la última gota del que un día fue su representante, este se ha tomado la revancha. La venganza se sirve en plato frío y el mánager ha puesto a la tertuliana en su sitio con un nuevo golpe que ha dejado el marcador a su favor. Continúa leyendo si quieres saber de qué se trata. 

Una guerra que no termina

 

> Nada más salir de Gran Hermano VIP, Belén Esteban se puso manos a la obra para descargar toda su artillería pesada contra Toño Sanchís. Un juez dio la razón a la de Paracuellos, que desplumó al que un día fue su amigo hasta dejar su cuenta corriente temblando. La colaboradora de Sálvame no tuvo reparos a la hora de arrebatar al mánager todo lo que tenía, incluso la casa en la que vivía con su mujer y sus hijos menores de edad. 

Desde entonces, Toño ha tomado algo de distancia en los medios de comunicación. Tanto él como su familia han seguido luchando contra la Esteban en los tribunales, alejados de los focos y las cámaras de televisión. Ahora, Sanchís podría estar preparando un nuevo golpe contra Belén que la dejaría completamente hundida y destrozada. El representante ha jugado la carta del caballo de Troya y podría darle a la tertuliana dónde más le duele desde su entorno más cercano. 

Siguiente: La traición más dolorosa para Belén