La pareja ha decidido visitar la ciudad de Amberes aprovechando un compromiso profesional del tenista, y convirtiéndolo en una particular luna de miel ‘express’.

La modelo lució un outfit de lo más otoñal en su fin de semana más romántico

Un mes ha pasado desde que se convirtieran en marido y mujer, pero lo cierto es que Sandra Gago y Feliciano López todavía no han podido disfrutar de una luna de miel como la que esperábamos de la pareja: semanas de desconexión, parajes de ensueño, playas impresionantes del caribe… Pero la realidad nada ha tenido que ver con lo que imaginábamos.

El primer viaje que los recién casados han podido hacer ha sido aprovechando la participación de Feliciano en el European Open, celebrado en Bélgica. Hasta allí le ha acompañado su ya esposa Sandra Gago, buscando la oportunidad de pasar unos días juntos y desconectar de las obligaciones y la rutina del día a día en Madrid.

Habrá luna de miel más adelante

A un mes del enlace, la pareja continúa con sus agendas habituales y, por los compromisos laborales, ambos han decidido aplazar el viaje de recién casados

Un fin de semana les ha bastado para recorrer las calles con más encanto de Amberes y dejarse envolver por el ambiente otoñal que allí ya se respira. Este viaje relámpago a Bélgica es el primero de los muchos que hará la pareja, y parece ser un preludio de una luna de miel mucho más larga y espectacular que vendrá en algún hueco de agendas de la modelo y el tenista.

Habrá que esperar para ver si Feliciano y Sandra eligen un destino como el que en su día compartieron el deportista y la también modelo Alba Carrillo. La ex pareja protagonizó uno de los viajes más envidiados por el resto de recién casados, escapándose a una desconocida isla del Caribe y hospedándose en una lujosa suite de precio desorbitado. ¿Preferirá esta vez Feliciano una luna de miel con nieve y luces de Navidad?