El príncipe Harry y Meghan Markle, poco a poco se van haciendo a vivir en la famosa colina de Beverly Ridge Estates de Los Ángeles, que cuenta con ocho dormitorios y 12 baños valorada en 18 millones de dólares. Sin embargo, todavía es pronto para comprar… Esta villa es propiedad actor, productor y director de cine de Hollywood Tyler Perry. Perry es una de las grandes fortunas afroamericanas y se desconoce el acuerdo al que han llegado. El actor de cine, televisión y teatro, es muy amigo de Oprah Winfrey al igual que lo es esta de Meghan y Harry.

Meghan Markle
Meghan Markle y el príncipe Harry dejaron Reino Unido y se han mudado a Los Ángeles.

Vecina de ellos es Serena Williams. Harry poco a poco irá viendo crecer sus relaciones ya que, hasta ahora tiene menos que residan allí, por estar los suyos en Reino Unido.

Son muchos los cambios que ha realizado el príncipe Harry por amor, la primera la de no pertenecer a los asuntos oficiales de la corona británica. De hecho, también ha renunciado por amor a una de sus pasiones, la caza. Esta no es la primera mujer de la realeza que le pide a su esposo que abandone ese hobbie. Así, según Daily Mail, el nieto de la reina Isabel II, ha vendido un par de rifles de la firma Purdey, por 50.000 libras. Aunque se desconoce el comprador, la venta se habría realizado mientras vivían en Canadá.

La amplia comitiva Meghan y Harry

Casa Real Británica
Los duques de Sussex han contratado un extenso equipo para ayudarlos en sus quehaceres.

Para su llegada a Hollywood, Meghan y Harry, tal y como revelaba este fin de semana la prensa inglesa, están contando con un equipo que les lleve los asuntos: Andrew Meyer, para llevar las finanzas; Rick Genow, asuntos legales; Thomas Morgan, antiguo representan de Markle y gran amigo de la actirz; Nick Collins, representante de estrellas como Tobey Maguire o Jamie Foxx; Catherine St-Laurent, para todo lo concerniente a que los duques de Sussex, tengan impacto en los asuntos sociales y la última, Rebecca Mostow.

Harry y Meghan habrían contratado lo servicios de Rebecca Mostow antigua asistente de David y Victoria Beckham, Prince y Seal. A sus 70 años, los que conocen a Mostow aseguran que le avala el ser: “extremadamente discreta, diligente y profesional y ha estado rodeada de personalidades durante décadas. Es exactamente lo que Harry y Meghan estaban buscando”.

Sin embargo, seguirán contando con los servicios de Catherine St-Laurent, la que fuera mano derecha de Melinda Gates en la Fundación Gates contratada como jefa de personal y directora ejecutiva de la ONG de Meghan y Harry para “apoyarlos llevando a cabo sus objetivos y ayudándolos a conseguir un impacto fundamental en las cuestiones que nos importan a todos”, según ella misma anunció.