Participar en un reality es un trabajo. Hay que generar tramas que tengan repercusión en los telespectadores. Atrás quedan los días en que la audiencia subía como la espuma con tan solo mencionar la palabra telerrealidad. Esta edición de GHVIP está llena de concursantes que no dan juego. Saray, Antonio David, Alba, Irene o Gianmarco están resultando una auténtica decepción. El público pide que se tomen medidas y los responsables han escuchado. Y, ojito, porque la cosa va muy en serio. Te contamos todo a continuación.

GHVIP introduce una nueva estrategia

> A los concursantes que pasan por un reality sin mancharse se les denomina “muebles”. Pues bien, los “muebles” van a quedar señalados ya que la dirección del concurso ha escuchado las quejas de la audiencia acerca de estos famosos cuya única misión es dejar pasar las semanas para facturar. A destacar, Antonio David, Saray, Alba, Irene o Gianmarco. Por cierto, que lo del italiano ya roza el escándalo. Hasta se hace invisible durante las galas y debates.

Los espectadores del concurso serán los encargados de votar a través de la app al “mueble” número 1 de Guadalix de la Sierra. Menudo trago quedar señalado ante millones de personas, pues el reality está generando audiencias estratosféricas. Con la medida es posible que algunos concursantes hagan examen de conciencia y cambien la forma de vivir el concurso.

Siguiente: Adara en la picota