En la semana en la que el enemigo de Rocío Carrasco reaparece de nuevo en los medios de comunicación, echamos la vista atrás para recordar el pasado (casi olvidado) de la hija de Rocío Jurado y sus grandes desencuentros. Porque Rocío ha protagonizado escenas rocambolescas que merece la pena recordar.

Corrían los tiempos en que Rocío disfrutaba acudiendo al mítico programa Tómbola. Fue allí donde acusó a Karmele Marchante de “Vender cosas raras en las plazas de Madrid”, a buen entendedor pocas palabras bastan. También dijo que era lesbiana y transexual.



rocionina

Hace cuatro años que Rocío Carrasco no mantiene relación alguna con su hija mayor. Parece que no le perdona que ella, tras mantener ambas una sonada discusión que acabó en denuncia, se fuera a vivir con su padre. Hace algún tiempo, Rocío Flores se puso en contacto telefónico con su progenitora y ésta le espetó: “Aquí no llames más. Yo no soy tu madre”. De traca.