Toñi Moreno

Retomando poco a poco los compromisos profesionales que se quedaron el aire durante la crisis sanitaria, Toñi Moreno ha compartido una cena de negocios con María del Monte. Aunque este reencuentro se debía a motivos laborales, la pareja de amigas ha disfrutado de una velada de lo más relajada en la que pudieron ponerse al día sobre todo lo sucedido en estos meses tan complicados.

Toñi, que está convertida en toda una madraza, no dudó en llevarse a su hija Lola al restaurante, donde a buen seguró la pequeña disfrutó de un sinfin de carantoñas por parte de María del Monte. Tras la cena, pudimos hablar con las dos amigas que, muy misteriosas, han guardado silencio sobre el motivo de esta reunión.

La cantante de “Salta la rana”, irreconocible debido a la mascarilla sanitaria reglamentaria, confesó que lo había pasado mal durante la crisis del Covid-19 – recordemos que falleció uno de sus hermanos, Antonio, el pasado mes de abril – y que estaba deseando que “se nos quite este mal rollo de cuerpo a todos”. María, que afirma que va “tirando”, también ha asegurado que “ya nada será igual pero vamos a luchar por volver a tener lo que teníamos. Esto nos ha hecho apreciar todo lo que teníamos”.