Isabel Pantoja está pasando mil y un sinsabores a su paso por Supervivientes y a su sobrina, Anabel Pantoja, parece darle un poco igual. O eso hace ver el vídeo que ha compartido Amor Romeira en sus stories de su perfil de Instagram. 

 

Ambas, Amor y Anabel, decidieron ver juntas la última gala de Supervivientes, en la que Isabel Pantoja se convirtió en la absoluta protagonista (tanto por su enfrentamiento con Las Azúcar Moreno como por su condición de favorita de la audiencia, lo que le permitirá descansar en una cama de verdad durante la próxima semana), cuando la sobrina de la artista se quedaba dormida como un tronco en el sofá del salón de la casa de Amor. Y lo hacía arropada a una mantita, mientras su tía tiene que dormir a la intemperie y sufriendo los efectos del devastador huracán de nombre Carlos Lozano

¿Y Kiko Rivera?

Por otro lado, el hijo de la tonadillera, Kiko Rivera, brillaba por su ausencia en el plató de Telecinco. Iba a ser él el que defendiera a su madre en las galas de los jueves presentadas por Jorge Javier Vázquez, sin embargo, ha dejado a su progenitora en la estacada porque la producción no quiere pagarle la (al parecer) desorbitada cifra que había exigido por acudir en su papel de defensor. 

Quien sí estaba allí era Chabelita Pantoja, que pasará a defender a la tonadillera en ausencia de su hermano. La hija de Isabel Pantoja iba a acudir a las galas como representante de su amiga Aneth, pero ahora ha tenido que asumir también la de su madre tras la espantada que ha dado su hermano Kiko, con el que actualmente la relación es un poco fría tras unas recientes declaraciones de Chabelita a una revista española en las que Irene Rosales, su cuñada, no quedaba bien parada. 

Ironías de la vida después de la tan mala relación de Chabelita e Isabel Pantojava a ser ella la que dé la cara por la artista. Mientras tanto, Anabel Pantoja dormida en los laureles y Kiko Rivera quién sabe dónde…