Los años han hecho que don Juan Carlos y doña Sofía tengan una relación más civilizada. Ha sido en el otoño de su vida que la pareja ha firmado un alto el fuego y se muestran en mejor sintonía. Sin embargo, hay cosas que doña Sofía ni olvida ni perdona. Esto hace referencia a una de las mayores humillaciones que la reina ha sufrido con testigos de por medio. La protagonista, una famosa actriz que gustaba de entretener a don Juan Carlos. Sigue leyendo para conocer uno de los capítulos más desgraciados de doña Sofía.

La humillación que doña Sofía ni olvida ni perdona

reina Sofía

> Es importante señalar que en Zarzuela siempre han existido diferentes camarillas. Unas afines a rey y otras a la reina. Pues bien, gracias a estos, llamémosles espías, doña Sofía fue advertida de que algo se estaba cociendo entre don Juan Carlos y una famosa actriz. Los hechos ocurrieron en 1976. La reina se enteró de que su marido iba a pasar una jornada de caza y placer en una finca toledana. Pues bien, doña Sofía, que para entonces ya estaba al cabo de la calle, se presentó en el lugar de autos dispuesta a pillar a su marido con las manos en la masa.

Según explica Amadeo Martínez Inglés en El Golpe de Estado que tumbó al Rey, la reina llegó y los allí presentes se quedaron de piedra. Don Juan Carlos no se encontraba en la sala dado que estaba ocupado con su amiga. El dueño de la casa invitó a doña Sofía y sus acompañantes a almorzar. Ella, echando mano de toda su flema, aceptó mientras contemplaba como se desarrollaban los acontecimientos.

Siguiente: El rey y su amante, cazados