La infanta Elena está ocupada y preocupada por su hija. Victoria Federica, Vic para los amigos, se ha hecho mayor y vuela en solitario. Cada vez adquiere más independencia familiar y esto quita el sueño a la infanta. La última decisión de Victoria ha afectado mucho a su madre. La infanta no deja de pensar en que su hija pueda ser víctima de la maldición de los Borbones ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

La tristeza de la infanta Elena

Victoria Federica ya tiene dieciocho años y da muestras de su carácter independiente. Al igual que a su madre, no le gusta que le marquen el camino. Vic, como así la llaman sus amigos, está enamoradísima de un torero, Gonzalo Caballero. La pareja no esconde sus sentimientos y ya han oficializado lo suyo dejándose ver en situaciones que denotan que entre ellos hay más que la amistad inicial que quisieron vendernos. En esto, Victoria sale a su madre. No le gusta dar explicaciones, y mucho menos a los medios de comunicación.

La relación entre Vic y Gonzalo ha sido muy bien recibida en Zarzuela. Sobre todo, en el caso de la infanta Elena y don Juan Carlos. Ambos son aficionados de pro. Por tanto, que Victoria Federica esté ennoviada con un torero es algo que les hace gracia. Sin embargo, la alegría que siente por el romance la infanta contrasta con su preocupación. A continuación, La infanta Elena, muy preocupada por su hija.