La duquesa de Lugo y su hija están a la gresca desde hace tiempo. Doña Elena de Borbón no comparte el estilo de vida de su hija y le gustaría que su nombre dejara de estar asociado a las últimas polémicas que han salpicado a la Corona. Para colmo, Victoria Federica ha tenido que tomar una dura decisión, influenciada por su madre, abriendo todavía más el cisma que las separa. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

El enemigo de la infanta Elena

Victoria Federica y Gonzalo Caballero

> No son pocos los testigos que aseguran haber visto “trifásica” a Victoria Federica en conocidas discotecas de la capital. A su madre no le hace ninguna gracia escuchar estas palabras, y tiene claro quién tiene la culpa de que su hija haya pasado de ser una chica dulce e inocente a una joven demasiado juerguista: su novio, el torero Gonzalo Caballero. De hecho, algunas fuentes cercanas a Casa Real aseguran que se recomendó a los hermanos Marichalar alejarse del diestro. Todo apunta a que Froilán, muy amigo del chico, siguió las instrucciones que le llegaron desde Zarzuela, pero a la benjamina de la familia le está costando más de la cuenta.

Los rumores sostienen que Victoria Federica podría sentir algo más que amistad por Caballero, por lo que alejarse de él resultará tremendamente complicado para ella, a pesar de las exigencias de su madre. Además, el torero sufrió una terrible cogida la semana pasada y permanecerá ingresado en el hospital durante una larga temporada. La sobrina del rey no piensa abandonar a su chico en este difícil momento, aunque eso le suponga enfadar a gran parte de su familia.