Pese a que sus hijos, Victoria Federica y Felipe, vuelven a estar instalados en casa después de haber pasado el confinamiento fuera de Madrid, y de haber vuelto a la normalidad, la Infanta Elena continúa con sus rutinas diarias.

En esta ocasión hemos visto a la hermana del Rey Felipe VI paseando a su mascota, y es que su perrito se ha convertido en su ‘amigo fiel’ en estos meses. Aprovechando el tranquilo recorrido por los alrededores de su domicilio, doña Elena realizó una llamada telefónica.

La duquesa de Lugo demostró que es una ciudadana de lo más orgullosa de su país y es que lució la bandera de España en la correa de su mascota, pero también en dos de sus colgantes.

La hija mayor del rey emérito eligió para la ocasión un look muy cómodo con pantalón beige, camiseta de manga corta rosa y chaleco en blanco. Como complemento, unas modernas y deportivas gafas de sol y la mascarilla sanitaria de la que no se separa desde que empezó la crisis sanitaria.