Terelu Campos ya está asentada en su nuevo hogar. La colaboradora de Viva la vida ha podido terminar su mudanza tras más de dos meses esperando a cambiar de casa.

La mudanza de Terelu debía comenzar justo cuando se decretó el Estado de Alarma por la pandemia de COVID-19, por ese motivo, la hija de María Teresa Campos tuvo que suspender sus planes de cambio de casa y esperar pacientemente en su antiguo ático de Aravaca.

Finalmente, Terelu ha podido ver la luz al final del túnel para empezar a instalarse poco a poco en su nueva residencia. Aunque el proceso haya sido largo y tedioso, la colaboradora está de lo más feliz con este cambio.

Lo que paga en alquiler

Una casa por la que pagará mensualmente un alquiler de 2.500 euros y que se encuentra cerca de donde vive su hija Alejandra. Así, madre e hija podrán compartir más tiempo juntas después del perdón tan bonito que le dedicó la joven en el plató de Viva la vida.