Su boda con Xisca Perelló se acerca y, con ella, las famosas -y temidas- despedidas de solteros. La de Rafa Nadal no ha sido nada modesta… ¡te contamos todos los detalles!

Xisca Perelló y Rafa Nadal se conocieron siendo niños y son novios desde la adolescencia

El día de la boda entre el tenista y su novia desde hace 14 años está a punto de llegar, será el próximo sábado 19 de octubre, en su Mallorca natal. Los preparativos ya casi han llegado a su fin. Han sido meses de especulaciones sobre el vestido de la novia, el restaurante, el lugar del enlace… pero finalmente todo está listo -y a prueba de filtraciones- para el gran día de la pareja.

Tanto Xisca como Rafa han llevado con la mayor discreción posible todo lo relacionado con la boda, entre ello, las fiestas de despedidas de soltero. Sin embargo, y gracias a las publicaciones que algunos de los amigos invitados han compartido en sus redes, conocemos varios detalles del fiestón con el que Rafa se despide del noviazgo. La del de Manacor fue una de esas despedidas que duran todo el día.

En la discoteca hasta la madrugada

Xisca y Rafa pueden presumir de ser una de las parejas más sólidas del panorama nacional

El sábado comenzaba con un almuerzo con amigos, los más cercanos al deportista, que daría el pistoletazo de salida a la jornada. Tras una gran comilona, el grupo del mallorquín se desplazaba a uno de los establecimientos más selectos de Palma, la discoteca Social Club. A pesar de tratarse de un evento privado, el tenista hizo gala, una vez más, de su gran cercanía y humildad, y no dudó en hablar y fotografiarse con todo aquel que se acercó a saludarle.

Pero también hubo tiempo para el baile, las risas, y las canciones a pleno pulmón. La fiesta seguía en el reservado del club durante horas, hasta darles las tantas de la madrugada. Comienza así la cuenta atrás para el próximo sábado, cuando Xisca y Rafa se darán el ‘sí quiero’ a mediodía en Pollença, en la finca Sa Fortalesa, un lugar idílico, rodeado de naturaleza y el mar de fondo, donde la seguridad es uno de sus puntos fuertes. Todos los ingredientes necesarios para vivir una boda de ensueño.