La Reina Letizia ha retomado su agenda tras el cumpleaños de la Princesa Leonor – que celebraron en la intimidad y del que no ha trascendido ninguna imagen – asistiendo a la clasura del acto “Euros en tu nómina”, un proyecto solidario del Banco Santander para ayudar a los más necesitados.

Para el evento, de claro corte profesional y celebrado en la sede del Banco Santander, la monarca ha optado por un look otoñal ideal para las bajas temperaturas que comienzan a imperar en la capital. Así, Doña Letizia ha conseguido que todas las miradas se centrasen en la que se ha convertido en la prenda estrella de sus últimas apariciones públicas, la falda midi.

La Reina sigue apostando por el ahorro y la austeridad en lo que a sus estilismos se refiere, y ha lucido un estilismo en el que no se contempla la palabra “estreno” ni tampoco “nuevo”. Aún así, la asturiana está conquistando a todos por la elegancia y el buen gusto de sus últimos estilismos, simplemente impecables.

En esta ocasión, Doña Letizia ha optado por ceder todo el protagonismo a su falda. Una prenda, de la firma Reiss, que estilizaba la figura de la monarca gracias a su tejido plisado y a su diseño degradado, empezando en negro y aclarándose hasta alcanzar el crudo a la altura de la pantorrilla, a juego con su ajustado y sencillo jersey de punto fino. Como complementos, unos salones de alto tacón negros, una cartera de mano en color nude de Hugo Boss y un abrigo de pelo de la firma Carolina Herrera en color lila que, sin duda, es de las prendas más bonitas y de tendencia esta temporada que le hemos visto a la Reina en los últimos tiempos