Este pasado viernes ha llegado a los cines de nuestro país Tolkien, la película dirigida por el cineasta finlandés Dome Karukoski y protagonizada por los actores Nicholas Hoult y Lilly Collins, que narra parte de la vida del escritor de la famosa saga de El Señor de los Anillos. Y nos preguntamos si Bertín Osborne habrá sacado tiempo para ir a verla. ¿El motivo? En la vida de este celebre autor hay alguien que tiene mucho que ver con el presentador de Mi casa es la tuya

La película a la que hacemos referencia acaba de estrenarse en la gran pantalla en España (un mes después de hacerlo en otros países como Reino Unido o Estados Unidos) y descubre cómo fue la infancia y los primeros años de juventud del escritor John Ronald Reuel Tolkien (Sudáfrica, 1892 – Reino Unido, 1973), hasta su regreso del frente durante la Primera Guerra Mundial.

Y uno de los aspectos que menos ha gustado a la crítica es la poca importancia que se le da en este biopic al catoliscimo de Tolkien. Un catolicismo que, frente a la opción mayoritaria del anglicanismo en Reino Unido, practicaba de forma ferviente. Esto era así en parte por la educación recibida por parte de su madre, Mabel Suffield, católica convencida, y por el padre Francisco Javier Morgan Osborne, un sacerdote hispano británico que se encargó de Tolkien y de su hermano cuando ambos quedaron huérfanos de padre y madre, en 1904. Y resulta que este buen hombre nacido en el Puerto de Santa María es antepasado directo de Bertín Osborne.

El padre Francisco Javier se encargó de la educación de Tolkien e incluso llegó a financiarle sus estudios en el elitista King Edward’s School. Lo hizo con el dinero que le correspondía de los negocios familiares en Cádiz, donde algo más de un siglo antes, otro antepasado suyo, Thomas Osborne Mann, se estableció para fundar las famosas bodegas de vino Osborne.

Una familia de rancio abolengo

Y de ahí procede Bertín Osborne: de una familia británica que lleva siglos ligada a nuestro país. En realidad, el apellido le viene por su madre, María Teresa Osborne y Marenco, nieta paterna del II Conde de Osborne. El verdadero nombre de Bertín es Norberto Juan Ortiz Osborne. Pero prefirió darse a conocer artísticamente con el apellido materno, que es menos común y más reconocible. Aunque si Bertín hubiera sabido que la futura Reina de España se iba a apellidar como él, quizás no hubiera renunciado al apellido de su padre, quien por otro lado, también procede de un largo linaje aristocrático. Concretamente, es el VIII conde de Donadío de Casasola y el VII conde las Navas (título que en 1994 cede a su hija, María Teresa Ortiz Osborne).

Ahora, cada vez que veamos a Bertín entrevistando a los famosos de nuestro país en Mi casa es la tuyaserá imposible no acordarse de los títulos nobiliarios que atesora su familia , de Tolkien y de El Señor de los Anillos. Curiosas conexiones.