Feliciano López y Sandra Gago ya están ultimando todos los detalles para darse el sí, quiero el 20 de septiembre. Se trata de una feliz noticia que ha llenado de alegría a todos sus seres queridos. Pero hay una persona que está rechinando los dientes desde que se dio a conocer el futuro enlace. Se trata de Alba Carrillo, que no puede soportar que su ex haya pasado página mientras ella sigue buscando al hombre de su vida. La modelo dedica todos sus esfuerzos en intentar amargar la existencia al tenista, y este ha sido su último movimiento.

Alba Carrilo ha intentado reventar la boda de Feliciano López y Sandra Gago desde que se dio a conocer la noticia.

Apenas queda un mes para que Feliciano López y Sandra Gago pasen por el altar para formalizar su relación. Poco a poco, se van conociendo más detalles del esperado enlace, que acogerá a decenas de rostros conocidos de nuestro país. La celebración tendrá lugar en la Finca la Concepción y se alargará durante dos días. Todo un bodorrio que no tiene nada que ver con el del tenista y Alba Carrillo en 2015.

El suyo fue mucho más simple y austero, y Alba está que echa humo por las orejas porque Feliciano se está implicando mucho más en este enlace que en el suyo. Seguramente por eso, Carrillo aprovecha cualquier ocasión para intentar burlarse de la boda y dejar a los novios en mal lugar. Ya lo hizo en Ya es mediodía, donde se mofó de la despedida de soltera de Sandra Gago y se atrevió a augurar que la pareja no duraría mucho. La exmodelo está reventada y no se esfuerza en disimularlo.

El último movimiento de Alba Carrillo

Alba ha posado desnuda. ¿Será un intento de acaparar protagonismo a pocas semanas de la boda de su ex?

En esta ocasión, la colaboradora ha preferido ser un poco más sutil y ha tirado un dardo envenenado a su ex que ha podido pasar desapercibido. Alba ha publicado una imagen en su cuenta de Instagram en la que posa completamente desnuda. “Prometí foto en bikini, pero no me lo he traído”, comentó Carrillo junto a la picante postal. ¿Querrá la exmodelo mostrar a Feliciano lo que se está perdiendo? ¿O será un intento por conquistar a Santi Buroga, el presentador de Cuatro al que lleva persiguiendo un tiempo?

Todo parece indicar que Alba ha pedido un poco de atención en un momento en el que todos los ojos están mirando a su ex y a su nueva pareja, Sandra Gago. Después de todas las veces que ha cargado contra Feliciano, este posado solo puede entenderse como un intento más de reventarlo a él y a su futura boda con la modelo.