Rosa Benito sigue cumpliendo con sus compromisos profesionales durante esta crisis sanitaria por el COVID-19. La colaboradora de Ya es mediodía regresaba a su domicilio sin querer hacer ninguna declaración ante las cámaras de Europa Press. De lo más sonriente, Rosa se bajaba del coche y se dirigía al portal de su urbanización mientras respondía con un “gracias” a las preguntas de si ve posible un acercamiento entre Rocío Flores y su madre, Rocío Carrasco.

Y es que las continuas llamadas de atención de la joven Ro a su madre dentro de Supervivientes han hecho que muchos vean una posible reconciliación a lo lejos. Además, la unión de Rosario Mohedano con su prima Rocío podría ser un buen catalizador de esta reconciliación entre madre e hija. Muy discreta, Rosa prefirió dar la callada por respuesta y poner su mejor sonrisa ante los medios.