Merche vuelve con fuerza al panorama musical con La diabla, su último single, un tema mucho más cañero de lo que nos tiene acostumbrados, y nos concede una entrevista en la que, ilusionada, confiesa el buen momento por el que está pasando. Soltera y sin compromiso, la artista no cierra las puertas al amor y nos habla de cómo se plantea el futuro en este momento de incertidumbre.

– Bueno, Merche. Me imagino que muy ilusionada de poder presentarnos este single que ya lo hemos podido oír. ¿Cómo es la ‘Diabla’?

– Pues la ‘Diabla’ es la canción más gamberra que he compuesto en mi vida. Me apetecía sonreír, me apetecía bailar y yo creo que en estos momentos en los que todos tenemos mermada la autoestima y la positividad, yo creo que apetece cantar y bailar. Mis dos últimos singles eran baladas de estas que te emocionan y corta venas, que yo soy muy así, pero ahora lo que me apetecía era desinhibirme, bailar y que durante estos tres minutos por lo menos intentar que la gente se olvide de los problemas y de esta situación tan difícil que estamos pasando todos.

– ¿Es una declaración de intenciones? ¿Qué tienes tú de la diabla?

– Yo creo que soy de la opinión de que todos tenemos a un angelito y a un diablo, y yo a la diabla siempre la he tenido amordazada con la mascarilla, aunque no existiese Covid. Ahora me apetece, sin faltar al respeto a nadie y sin cruzar esa línea que haga daño a los demás, me apetece hacer lo que me dé la gana. Ser políticamente incorrecta, no me apetece seguir las normas. Vamos a divertirnos y más con esta situación como digo.

– ¿Cuándo compusiste el tema?

– Mira, la ‘Diabla’ se compuso en un evento que organizó mi editorial en el que nos reuníamos un montón de autores. Yo de toda la vida siempre he compuesto sola, pero hace un par de años empecé a componer con otros autores también y me gustaba pues vivir esa experiencia que nunca la había vivido y esta canción nació en el último evento que se hizo antes de entrar en el covid con la editorial. Está compuesta por Héctor Mena, que es un autor mexicano maravilloso, y por mí, empieza a ser el nuevo pop que es lo que yo siempre he hecho. Pop mezclado con las tendencias del momento y con mis raíces andaluzas que también las lleva la ‘Diabla’ y con mi manera de componer.

– ¿Vas a continuar en esa línea?

– No, antes de la ‘Diabla’ fueron dos baladas y después saqué un bolero. Siempre he hecho cosas muy dispares y se analiza un poquito mi carrera, te encuentras desde ‘Abre tu mente’ que fue un tema dance y al disco siguiente saqué ‘Eras tú’ que es una balada clásica que además me dio muchísimo. La verdad es que yo creativamente y artísticamente siempre he hecho lo que he creído con mis aciertos y mis errores, pero ahora me apetecía bailar. Ahora me apetecía sonreír y ser sinvergüenza, ser gamberra y transmitir a la gente esa sonrisa para como digo llevar este tiempo que estamos pasando, que todavía nos queda un ratito, llevarlo con una sonrisa y lo mejor posible.

– Me imagino que en el confinamiento habrás aprovechado para pasar tiempo con tu niña

– Claro, lo mejor que ha tenido el confinamiento es precisamente el poder estar más con mi hija, que me paso 24 horas al día 7 días a la semana, eso que está tan de moda de 24/7. Lo peor que he llevado de esta profesión es la distancia. Eso es lo que peor he llevado, estar fuera de mi hogar, de mi entorno, de mi familia, de mis amigos* y esta situación lo que ha permitido es poder pasar todos estos meses con ella y no perderme ni un solo momento de su vida. Y esa parte sí que lo agradezco, hay que sacar la parte positiva de todas las situaciones, y en esta ocasión que mejor que mi hija que es lo más importante de mi vida.

– ¿Tienes ganas de enamorarte otra vez o queda cerrado por vacaciones y te vas con las amigas?

– Ni busco nada ni estoy cerrada, yo estoy abierta al amor. Sí que es verdad que conforme van pasando los años, yo creo que es una sensación que tenemos todos en general, es más difícil, te acostumbras a estar sola, te vuelves más exigente, tienes más manías, exiges más creo. Entonces sí que es verdad que no lo veo tan sencillo. Cuando tienes 18 o 20 años te importan tres cosas, ahora importan muchísimas, pero como digo ni estoy cerrada al amor ni mucho menos, ni tampoco busco nada. Estoy muy feliz así y si aparece alguien que me llena la vida y que me aporta y que me hace mejor persona y me hace ser más feliz, bienvenido sea y con los brazos abiertos lo recibiré. Pero como digo tampoco busco nada, que sea lo que el destino me tenga deparado.

– ¿Cómo ves el futuro?

– Pues incertidumbre como todo el mundo. Por lo menos gasta el 2021 incertidumbre. Yo espero que como mucho a mitad del año que viene ya este virus esté en Júpiter o Saturno o Urano. No pienso mucho en el futuro próximo, sí que es verdad que en 2022 hago veinte años de carrera y ahí sí que tengo claro, que el virus ya estará en otra historia, que haré una gira de todos mis éxitos y sacaré un disco de directos con un sonido actualizado porque hace ya bastantes años que mis seguidores me lo piden. Entonces eso si lo tengo claro.