Sergio Ramos y Pilar Rubio pasarán por el altar el próximo 15 de junio. ¿El lugar elegido? La catedral de Sevilla, donde se darán el sí, quiero a las 17:00 horas de la tarde, hora muy taurina. Sergio Ramos se ha bautizado en los últimos días en la parroquia madrileña de Nuestra Señora de la Moraleja y Pilar Rubio ha reconocido que la boda se le está yendo de las manos, pero hay muchos otros detalles que hacen que todos los ojos estén puestos en este celebérrimo enlace. 

La famosa pareja se encuentra ya en la cuenta atrás de la que promete ser la boda del año de nuestro panorama social (con permiso de la de Belén Esteban, que se celebra una semana más tarde en Madrid) y la razón es que todo parece sobredimensionado: desde el número de invitados a la previsión de cómo será la fiesta posterior, que se celebrará en la finca del futbolista en Sevilla, en la localidad de Bollullos de la Mitación (que tiene una extensión de 13.000 metros cuadrados), donde actuará una famosa banda de rock internacional. Pero hay otros detalles que hacen de esta boda una auténtica excentricidad: 

1.Sergio Ramos y Pilar Rubio llegarán a Sevilla unos días antes del enlace, como es lógico, para acabar de ultimar los preparativos. Pero lo llamativo, tal y como anuncia La Información, es lo que harán, cual estrellas del rock, en su propio jet privado, un avión Cessna que aterrizará en el aeródromo de La Juliana, a 5 minutos de la finca donde se celebra la fiesta posterior al enlace religioso.

2.El sábado 15 de junio, las visitas a la catedral y a la Giralda se suspenderán a las 15:30, antes de lo habitual. En otras bodas se compaginan, pero en esta ocasión, dada la relevancia de los novios e invitados, no podrán visitarse esos monumentos durante la ceremonia. De hecho, según publica ABC, la empresa de seguridad que ha contratado la pareja, habría solicitado que el personal habitual que trabaja allí, abandone también las instalaciones horas antes de la boda.

“Pilar rubio irá vestida de novia, pero no de una novia cualquiera”

3.Al igual que en otras de las últimas bodas de celebritiesno se permitirá el uso de cámaras de fotos ni teléfonos móviles para preservar la intimidad del evento, pero lo llamativo es que habilitarán una “sala de emergencia”, desde la que llamar en caso de que sea necesario comunicarse con el mundo exterior.

4.Las invitadas tendrán que ir de largo, pero no podrán elegir para sus vestidos combinaciones de colores (adiós a los estampados), así como el blanco, el rojo, el rosa, el naranja o el verde.

5.Pilar Rubio irá vestida de novia, pero según ha anunciado en los últimos meses en distintas entrevistas, no de una novia cualquiera. Y viendo cómo de arriesgado es su estilo en algunas ocasiones, cabe esperarse cualquier cosa.

6.La lista de invitados se les ha ido de las manos y está previsto que acudan entre 450 y 500 personas. Y entre ellos, algunos de los rostros más conocidos de nuestra televisión, como Pablo Motos, con el que Pilar Rubio trabaja en El Hormiguero, o muchos de los futbolistas con los que juega o ha jugado Sergio Ramos.

Música para todos los gustos

7.No podrán asistir menores de 18 años, por lo que los tres hijos de la pareja, Sergio, Marco y Alejandro, se retirarán después de la ceremonia religiosa, que tendrá lugar en la Catedral de Sevilla.

8.En la Catedral de Sevilla cantará Niña Pastori, mientras que en la fiesta posterior podría actuar, por un millón de euros, el grupo australiano de rock, AC/DC del que Pilar Rubio es ferviente seguidora. Aunque también se habla de Aerosmith.

9.La boda tendrá su propio hashtagun unicornio, el mismo que decora la invitación (una especie de “libro de instrucciones” con fotos en 3D) y que tendrán que ponerse los invitados en su piel en forma de tatuaje.

10.No aceptarán regalos de boda. En su lugar, los invitados podrán hacer donaciones a diferentes organizaciones benéficas. En concreto a Unicef (de la que Sergio Ramos es embajador) y a Piel de Mariposa.