Eugenia Martínez de Irujo en un evento de la firma Tous
Eugenia Martínez de Irujo en un evento de la firma Tous

Eugenia Martínez de Irujo es una caja de sorpresas. Y es que durante este confinamiento se ha destapado como una gran artista y nos ha ido regalando en su cuenta de Instagram pequeñas pinceladas de sus obras más especiales.

La hija de la duquesa de Alba ha pasado el estado de alarma con Narcis Rebollo en su finca sevillana, “La Pizana”, y ha aprovechado estos meses para disfrutar de una de sus grandes pasiones, la pintura.

Preciosos bodegones y cuadros de flores, muchas y variadas flores, fueron los motivos elegidos por Eugenia para descubrirnos su talento más oculto. Una faceta artística que nunca nos hubiésemos imaginado en la duquesa de Montoro, y que nos dejó maravillados al principio del confinamiento. Posteriormente, compartió sus obras con motivos japoneses; unas pinturas delicadas con trazos de lo más precisos.

Y si con los motivos florales nos quedamos maravillados, y con los motivos japoneses sorprendidos, ahora ya estamos simple y llanamente alucinados.

Y es que la exmujer de Francisco Rivera ha compartido en su cuenta de Instagram los últimos cuadros que ha pintado. Acuarelas que representan a diferentes animales salvajes – cebra, jirafa, león y leopardo – y que no pueden estar más conseguidos. ¡Chapeau Eugenia!