Hace pocas semanas, el colaborador de Sálvame reveló que tenía que ser operado tras descubrir que su vejiga estaba infestada de tumores. Kiko Matamoros ha pasado por uno de los peores momentos de su vida, aunque ha encontrado el apoyo en la mayoría de sus seres queridos, que no se han despegado de él ni un solo segundo. Sin embargo, uno de sus hijos podría haber aprovechado su debilidad para traicionarlo y sacar tajada de su enfermedad. Sigue leyendo para descubrir de quién se trata.

El peor momento de Kiko

> El tertuliano más duro de Sálvame se abrió en canal durante una de las entrevistas más difíciles de su vida. Kiko Matamoros reveló en Lecturas hace unas cuantas semanas que tenía que ser operado “de urgencia” tras descubrir que una serie de tumores se había reproducido en su vejiga. El mal que le achacaba no era moco de pavo y los doctores no estaban seguros de que pudiera salir del quirófano por su propio pie. “Yo me pongo en lo peor. Los médicos tampoco son muy optimistas. Me han hecho ver que puede tener su importancia”, lamentaba el colaborador, completamente aterrado.

Como suele ocurrir en estas situaciones, incluso sus peores enemigos se mostraron dispuestos a ayudar a Kiko en todo lo que pudieran. Incluso sus hijos, con los que mantenía varios frentes abiertos, se dejaron caer en el hospital para acompañarlo en este bache tan complicado. Lucía, Irene y Diego; todos ellos fruto de su relación con Marian Flores, aparcaron sus diferencias con Matamoros y sorprendieron a todo el mundo al acudir a visitarlo. Sin embargo, no todo es tan bonito como parece y uno de ellos podría haber traicionado al tertuliano. ¿Quieres saber de quién se trata? Sigue leyendo para descubrirlo.

Siguiente: Kiko, traicionado por uno de sus hijos