La doctora estética está en el punto de mira desde que su suegro apareció en Sábado Deluxe con el rostro completamente hinchado tras someterse a una de sus intervenciones. Son muchos los que han cuestionado la profesionalidad de Carla Barber a raíz del retoque de Kiko Matamoros, y lo cierto es que otros clientes ya han manifestado su descontento con el servicio recibido… Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

“Carla Barber es una soberbia”

> Por si las críticas recibidas por su trabajo no fueran suficientes, Miguel Frigenti dejó caer en Sálvame que la doctora Carla Barber no es del todo amigable. Según el colaborador, no son pocos los que la definen como una mujer “soberbia, en el mal sentido de la palabra”. Sin embargo, otros tertulianos discreparon y aseguraron que fue muy cordial y amable cuando trató con ellos.

Frente a todas estas críticas, Carla Barber asegura que tiene “un 90% de retorno de clientes y un total de 18.000 historiales médicos y tan solo 1 hoja de reclamación en un año y medio”. Además, lanzó una seria advertencia a todos los que ponen en entredicho su profesionalidad: “Me mudo a una clínica espectacular, de 4 plantas, jardín interior y parking. Voy a seguir creciendo, aunque os joda y os moleste. Os aviso, estoy empezando”.