Aunque ha intentado mantenerlo en secreto, Kiko Matamoros no tiene escapatoria. La devastadora verdad ha terminado saliendo a la luz. El colaborador de Sálvame tiene que hacer frente a un gravísimo problema de salud del que te contamos todos los detalles. El ex de Makoke atraviesa una complicadísima etapa cuyo final está mucho más cerca de lo esperado.

Una auténtica tabla de salvación

Kiko Matamoros y Cristina Pujol

> Por suerte, Kiko ha descartado por completo esta idea. Así, a pesar de las dificultades a las que hace frente en su día a día, ha optado por mantener inalterable su rutina. Además, ya tampoco le importa el qué dirán. “Lo peor de todo esto es que la gente no me entiende. El otro día, por ejemplo, me tropecé con un escalón porque no veía nada y un vecino dijo que iba demasiado borracho”, confesaba hace un tiempo. Algo a lo que ahora no le da la mayor importancia. Él se centra ahora en exprimir cada segundo.

Matamoros pasa todo el tiempo que puede con su nieto, Matías, con el que está encantado. También se reúne con frecuencia con su hija, Laura, que ya le ha presentado a su nuevo novio. Pero si hay alguien que le está haciendo disfrutar a Kiko de una segunda juventud, esa es Cristina Pujol. La ilusión de empezar a construir un futuro juntos hace que el popular colaborador olvide los problemas y se dedique a vivir el presente.