Kiko Matamoros Salvame

El colaborador más duro de Sálvame no atraviesa un buen momento. El 6 de agosto tuvo que ser intervenido para extirparle una serie de tumores que se habían desarrollado en su vejiga. Kiko Matamoros está muy delicado de salud. Ante esta situación, la mayoría de sus familiares han enterrado el hacha de guerra y se han mostrado a su disposición para todo lo que necesite. No es el caso de Digo Matamoros . El influencer ha hecho leña del árbol caído y ha destripado a su padre aprovechando su debilidad. ¿Quieres saber qué ha pasado? Sigue leyendo para descubrirlo.

Kiko, al borde de la muerte

> Hace menos de tres semanas, Kiko se sometió a la entrevista más difícil de su vida. Durante un reportaje con Lecturas, el colaborador de Sálvame reconoció que su vida corría peligro por culpa de una serie de tumores que habían infestado su vejiga. “Me tienen que operar de urgencia”, alertaba el tertuliano. El mal que le achacaba no era moco de pavo y los doctores no estaban seguros de que pudiera salir del quirófano por su propio pie. “Yo me pongo en lo peor. Los médicos tampoco son muy optimistas. Me han hecho ver que puede tener su importancia”, lamentaba el tertuliano, completamente aterrado.

Como suele ocurrir en estas situaciones, incluso sus peores enemigos se mostraron dispuestos a ayudar a Kiko en todo lo que pudieran. Makoke, Mila Ximénez e incluso sus hijas, Lucía e Irene, echaron tierra de por medio a todos sus problemas con Matamoros para estar a su lado en este difícil momento. Su primogénito, Diego, también hizo el amago de acercar posturas con él durante una entrevista con Semana, pero sus últimas palabras contratan mucho con sus supuestas buenas intenciones. El influencer no se ha mordido la lengua y ha machacado a su padre cuando más débil se encuentra. Sigue leyendo para saber de qué se trata.

Siguiente: Diego machaca a Kiko en su peor momento