Kiko Hernández y el sexo: el colaborador rompe su tabú en su regreso

Llevaba dos meses sin aparecer por televisión y Kiko Hernández tenía ganas: abrazó exultante a todos sus compañeros en Sábado Deluxe y mostró cansancio tras su periplo americano: “A las dos semanas me dieron la noticia de que el parto realmente se adelantó porque una de las bebés arañó la placenta y había peligro, pasé mucho miedo. Una de las niñas nació con parada cardiorrespiratoria, pero a las 2 semanas ya me dijeron que las dos niñas estaban fuera de peligro (…) He estado acompañado de mi madre en este viaje alucinante y se ha creado un vínculo muy especial. Al principio me asusté y tenía pena por la situación, no tenía fuerzas para volver. Simplemente he madurado en cuanto a darle importancia y su sitio a las cosas. Gracias a este programa y a lo que he ganado trabajando aquí durante 15 años he podido tener a mis hijas y por eso quiero tener el gesto de enseñarlas”.

 

 

Y enseñó las fotos. Pero no solo hizo: tiró de humor para rebajar el tono emotivo de su testimonio: explicó como su abogada yankee devoraba burritos, advirtió a sus hijas que no quiere verlas por el polígrafo y le mandó una pullita irónica a Lydia Lozano por la escasez de sus mensajes durante su ausencia en Sálvame. Pero los dos meses de ausencia le han sentado genial, tal y como advirtió María Patiño, que señaló que la paternidad le va a ayudar a “empatizar”, eufemismo que muestra el camino que debería seguir el colaborador: menos colmillo.

Pero Kiko Hernández, con su eterno halo de misterio sobre su vida, ha cambiado. Porque por fin habló de sexo: el tertuliano señaló que había ligado muchísimo en Estados Unidos, admitió que una chica se le declaró en el extranjero y dejó en el aire que había tenido sexo. Quizás es la primera vez que el colaborador habla de sexo en Sálvame, porque recuerden que durante los quince años que lleva trabajando en televisión tan solo se ha abierto tres veces: cuando afirmó haber tenido cáncer, hoy tema tabú para él pese a la controversia, cuando dijo que se marchó durante meses del programa por una depresión y el día que salió del armario, tema que se ha diluido como una broma interna del programa.

Pero de sexo casi nunca ha hablado. Pero sí que lo hizo su ex empleada María Eugenia Martínez, que lo dejó a los pies de los caballos en una entrevista en Dime: “Sólo demuestra empatía con la gente que cree superior” (Jorge Javier Vázquez o Mila Ximénez), “le gustaba el dinero fácil”, “se inventa lo que haga falta para ganar dinero”, “es muy inculto” y tiene una sexualidad “amorfa” fueron algunas de las perlas que dejó. La citada señora recordó que no le consta que Kiko Hernández haya compartido su vida con alguien, y de hecho recordó que decía tener novia y hablar con ella durante horas por teléfono, pero finalmente descubrió que en realidad con la que hablaba era con su madre. ¡Toma ya!

Kiko ha tenido que luchar contra grandes frentes y fuertes titanes hasta conseguir su objetivo de ser padre y la felicidad junto a esta noticia. Hoy haremos un repaso a los momentos más duros de la carrera profesional del colaborador más polémico de ‘Sálvame’.

Comentarios

Celebrities, TV, realities, casas reales… Te lo contamos TODO!!!!

SÍGUENOS
¡Síguenos en Facebook!