El enfrentamiento entre Rocío Carrasco y Rocío Flores tiene en un sin vivir a la opinión pública. Parece que todos desean un acercamiento menos la propia Carrasco, que sigue optando por el silencio. Hace unos días fue Gloria Mohedano, la tía de esta, la que entraba por teléfono para espetar lo más grande. Hoy, es Kiko Hernández. Sus duras palabras ya están dando mucho de qué hablar.

Una guerra que ya es de todos

> Desde que Antonio David pisó Guadalix de la Sierra, los problemas judiciales y familiares con Rocío Carrasco han ocupado durante semanas las portadas de todos los medios de comunicación. El ex guardia civil y su hija, Rocío Flores, han sacado partido de ello, aceptando cualquier tipo de petición por parte de Telecinco. Ahora, Antonio David es colaborador de Sálvame, y Rocío aceptó la oferta que le llevaba a Honduras para participar en Supervivientes.

La opinión pública empatiza con los dos, pero ¿qué pasa con Rocío Carrasco? Ni si quiera las plegarias de la joven en la isla por reencontrarse con su madre han servido para que Carrasco hable. Esto, como es evidente, ha suscitado muchos enfados, entre ellos, el de Kiko Hernández. Nunca antes habíamos visto así al tertuliano.

Siguiente: Kiko Hernández estalla contra Rocío Carrasco