La vida laboral de Kiko Hernández no está siendo una de las mejores que digamos. El colaborador mete la pata continuamente y las redes sociales no es que le ayuden en absoluto. Sus últimos enfrentamientos y comentarios fuera de tono le están lapidando poco a poco.

Kiko Hernández en el filo de la navaja

Kiko Hernández

> En las últimas semanas, el colaborador ha protagonizado muchos enfrentamientos. Terelu fue la primera. Desde su marcha, el colaborador atacó a la hija de María Teresa por la competencia a la hora de presentar Sálvame. “Lo que le pasa a Terelu es que está rabiosa porque yo presente”, espetó. Pero Kiko no se quedó ahí. Lejos de desaparecer unos días del foco mediático, traicionó a su compañera Chelo García Cortés, estando ésta en Supervivientes. Confesó que la colaboradora le pidió dinero debido a sus graves problemas económicos.

Pero alguien tenía que pararle los pies. Y esa ha sido Alejandra Rubio, la primera y única hija de Terelu Campos. Kiko aseguró que la influencer participaría en la nueva edición de Gran Hermano VIP que comenzará en Septiembre. Especulaciones y rumores comenzaron a circular hasta que Alejandra se hartó. No tuvo más remedio que hacer un jaque mate al colaborador confesando que “no participaré en GH VIP”. Estas palabras dejaron en entredicho al colaborador, que tuvo que ver cómo una niña de 19 años negaba con total solvencia su información dada tan solo unas horas antes. Pero, hace escasas horas, Kiko ha vuelto a ser protagonista y no precisamente por algo bueno.