Sin duda alguna este ha sido un fin de semana de lo más entretenido para los amantes de la hípica y es que la ciudad de Toledo ha acogido el único Concurso Nacional de nuestro país. Como no podía ser de otra forma, José Bono Jr. disfrutó al máximo de la jornada rodeado de sus familiares y amigos más cercanos y es que incluso su prometido, Aitor Gómez, demostró estar totalmente integrado en el círculo más cercano de su pareja.

Tras haberse visto obligados a suspender su boda por culpa del Coronavirus, la pareja demuestra que sigue tan enamorada como el primer día y es que Aitor compartió confidencias con su suegra, Ana Rodríguez, durante toda la jornada. De lo más integrado, el empresario incluso se atrevió a ponerse al frente de uno de los puestos de bisutería de las instalaciones y es que el joven estuvo muy cercano y simpático con los clientes.

Por su parte, José Bono Jr protagonizó las imágenes más curiosas del día al recorrer la hípica – que pertenece a su familia – en un tractor con el que comprobó de primera mano que todo estuviese a punto para la celebración del concurso que ha congregado en Toledo a alguno de nuestros jinetes más importantes.

Como no podía ser de otra forma, Ana también disfrutó de su faceta de abuela con dos de los hijos de Amelia Bono y Manuel Martos ya que los pequeños han heredado de su tío el gusto por la hípica. De lo más cercano y cariñoso, José mostró su faceta más niñera subiéndose a un tractor con uno de sus sobrinos con el que recorrió el circuito marcado.

Demostrando que es una mujer elegante en cualquier ocasión, Ana eligió pantalón culotte en color beige que combinó con blusa blanca de volantes y maxi bolso a juego. Para protegerse del sol, la ex mujer de José Bono, en todo momento con la mascarilla obligatoria por el Covid, eligió un sombrero de rafia de lo más favorecedor.