Cuando parecía que la tormenta mediática estaba amainando, Jesulín de Ubrique ha vuelto a poner todo patas arriba. Es cierto que el diestro siempre ha optado por el silencio y se ha quedado en un segundo plano. De hecho, en su última aparición tan solo habló de su vuelta a los ruedos. Sin embargo, su comportamiento ha cambiado de una manera radical. Una broma pesada acerca de su ex, Belén Esteban, ha hecho que la guerra entre ellos vuelva a recrudecerse. 

Hace escasas semanas Belén Esteban veía cómo su nombre volvía a primera plana por su amor más mediático, el que compartió con Jesulín de Ubrique. Dos décadas después, el final de su relación volvía a estar de actualidad. Además, se añadían suculentos ingredientes como amantes, grabaciones secretas… Ninguno de los protagonistas se sentía cómodo con esta historia que removía todos sus trapos sucios. Sin embargo, cuando estaba ya dejando de copar titulares, el diestro ha vuelto a dar motivos para que se hable de ellos.

Mientras disfrutaba de una tranquila tarde casera, Jesús Janeiro decidía enviar a la reportera Arancha Pérez un mensaje. Y aunque el texto era escueto, la imagen que compartía con ella hablaba por sí sola. El andaluz le pasaba por WhatsApp un meme de la portada del disco de Maluma. En ella se ve al colombiano en la cama junto a un arsenal de despampanantes mujeres a las que se sumaba Belén Esteban en pijama. “¿Ves el error?”, le preguntaba el diestro a la reportera. La dirección del programa decidía, por respeto, no compartir la imagen.

Las posibles consecuencias legales de sus actos

Tanto la presentadora del espacio, Emma García, como el resto de colaboradores sí vieron la imagen. Al unísono, la calificaron como ofensiva, fuerte y sin nada de gracia.”Jesulín suele enviar a Arancha mensajes con cierto toque de humor y muy guarros, pero con este último estamos todos escandalizados. No tiene mucha gracia y ha hecho que todos nos echemos las manos a la cabeza“, aseguraba la vasca, que, al igual que sus compañeros, no entendió el porqué de este inesperado feo a la que fue su pareja.

Por el momento, Belén Esteban no ha reaccionado ante esta broma pesada del padre de su única hija. Ahora la princesa del pueblo se centra en saborear el buen momento que vive a todos los nivel. Está volcada en ultimar todos los detalles de su boda con Miguel Marcos, que se celebrará el próximo mes junio. Además, se siente pletórica con el hecho de que la justicia le haya dado la razón ante Toño Sanchís, contra el que ya ha adelantado que va a ir por la vía penal. Puestos a hablar con abogados, ¿tomará medidas legales también contra Jesulín por esta falta de respeto?