La obsesión de Letizia por controlar todo aquello que gira a su alrededor ha llegado hasta límites insospechados. La mujer de Felipe VI ha tomado una decisión con su sobrina Carla que podría traer gravísimas consecuencias. La joven no está dispuesta a acatar sus normas. Además es capaz de todo por conseguir su sueño.

El inicio de un nuevo capítulo

> Cuando la conocimos en el palacio del Pardo el día de su pedida de mano, su vida cambió para siempre. No había vuelta atrás. Letizia Ortiz gozaba hasta entonces de un anonimato pese a ser presentadora de los Informativos de TVE. Sin embargo, convertirse en la futura reina consorte la llevó a ser la persona más buscada por la prensa nacional e internacional. En aquel momento no solo ella fue catapultada a lo más alto sino que su familia también renunció a la privacidad y la discreción. En el momento que llegaron a esta residencia de la familia real tuvieron que acostumbrarse a ser objetivo de flashes, noticias…

Aquella presión mediática supuso un duro mazazo para Letizia. La periodista no lleva nada bien que le impongan normas y límites. Además, quería evitar a toda costa que su controvertido pasado viese la luz. Es por eso que desde el principio impuso una ley del silencio a sus abuelos, sus padres, sus hermanas, su grupo de amigas… Todo quedaba bajo su control, pero en este plan perfecto que urdió se dejó cabos sueltos. Te lo detallamos a continuación.

Siguiente: La drástica decisión de Letizia