La salud de doña Ana, la madre de Isabel Pantoja, está haciendo correr ríos de tinta. Sobre todo porque ha servido para poner contra las cuerdas a varios de los miembros más famosos de la familia. A algunos como a Kiko Hernández la bomba les ha explotado en su propia cara.

Isabel Pantoja ridiculiza a Kiko Hernández

> Es el colaborador más arriesgado pero también es cierto que en las últimas semanas sus informaciones están siendo desmentidas rotundamente. Le ocurrió con el romance clandestino entre Kiko Rivera y Sofía Suescun -del que sorprendentemente ya no ha vuelto a hablar- y ahora con una información también relacionada con el hijo mayor de Isabel Pantoja. En el momento más complicado de su vida, con su abuela ingresada de urgencia en un hospital de Jerez de la Frontera, el colaborador de Sálvame no dudó en cuestionar en directo el apego y el cariño que Rivera tiene por su abuela, asegurando que ni siquiera se había pasado por la clínica. Los desafortunados comentarios de Hernández sobre Kiko provocaron que la propia Isabel Pantoja cogiera el teléfono y llamara a Belén Esteban para desmentir a Kiko Hernández y advertir que su hijo estaba junto a su abuela, a quien quiere por encima de todas las cosas. Ridiculizado y denostado, Kiko Hernández no hizo más que cambiar su versión y acusar inexplicablemente al resto de sus compañeros de tertulia de asustarse ante las llamadas de Isabel Pantoja. Pero Isabel promete venganza.

Siguiente: Pantoja promete venganza contra Kiko Hernández