Nunca es tarde para introducirse en el mundo de las redes sociales. Y la reina Isabel II ha decidido hacerlo a sus (muy bien llevados, todo hay que reconocerlo) 93 años de edad. Aunque, dada la relevancia de su cargo y que imaginamos que no tendrá mucho tiempo libre para andar escogiendo filtros en Instagram, ha decidido contratar a un community manager que le ayude en estas labores.

El empleo ya ha sido publicado y, entre las funciones a desollar se encuentran, crear tuits ingeniosos, aumentar las entradas en Facebook o crear artículos interesantes. En concreto, en la oferta de trabajo, publicada en el perfil de LinkedIn de The Royal Household, se pide saber gestionar las plataformas de redes sociales, controlar las herramientas de análisis, maximizar sus beneficios (minimizando los riesgos), aumentar la presencia en plataformas sociales, tener habilidades escritas y editoriales precisas y convincentes, tener experiencia en el diseño de contenido digital para diferentes grupos de audiencia, propósito y formatos, demostrar habilidades de fotografía y vídeo con experiencia en la producción de contenido de medios sociales en vivo, poseer iniciativa y un enfoque flexible y capacidad para responder rápidamente a las cambiantes prioridades significan que puede cumplir en un ritmo acelerado y con plazos.

“Ya sea que esté cubriendo una visita de estado, una ceremonia de entrega de premios o un compromiso Royal, se asegurará de que nuestros canales digitales generen un interés constante y lleguen a una amplia gama de audiencias”, puede leerse en la descripción del puesto puesto trabajo. “La reacción a nuestro trabajo siempre es de alto perfil, por lo que la reputación y el impacto estarán a la vanguardia de todo lo que hacen. Y tener su trabajo compartido en todo el mundo será la mayor recompensa”, se añade.

¿Cuáles son los requisitos?

Las personas que se postulen deberán acreditar experiencia previa en administración de sitios web y entrega de comunicaciones y proyectos digitales exitosos, preferiblemente en un entorno de alto perfil. Y también, como es lógico, tener interés por el mundo de la realeza.

Sobre el sueldo, hay que reconocer que, teniendo en cuenta el elevado nivel de vida de Reino Unido y que el trabajo de community manager requiere estar pendiente todo el día de la actualidad, no es del todo alto: se pagan 30.000 libras (algo más de 34.000 euros), aunque “depende de la experiencia”.

Se ofrece a cambio trabajar en un buen ambiente en un equipo pequeño, un paquete de beneficios integral, que incluye un plan de pensiones de contribución del 15% para el empleador (después de 6 meses), 33 días de vacaciones anuales ( incluidos festivos), almuerzo gratis y acceso a capacitación y  desarrollo profesional continuo.

Hace un mes y medio que eran los duques de Sussex los que se lanzaban con su propio perfil de Instagram, @royalsussex, y ahora es la reina Isabel II la que ha decidido seguirles los pasos.

Por cierto, la oferta expira el domingo 26 de mayo, así que a los que les interese, tienen que darse prisa.