Es posible que Letizia Ortiz imaginara su vida junto a Felipe de Borbón algo complicada. Sin embargo, lo que nunca llegó a prever es que fueran tantas las espinas que encontraría en el camino. Desde que llegó a Zarzuela para ser presentada como prometida del príncipe, las complicaciones se han sucedido una tras otra. La reina vive en un palacio plagado de enemigos que no pierden la ocasión de clavarle el puñal por la espalda. Varios medios aseguran que la relación de la reina y sus empleados no es buena.

Doña Sofía y su versión edulcorada sobre Letizia

reina Sofía

> Don Juan Carlos y doña Sofía se echaron a temblar cuando don Felipe dijo que por amor a Letizia Ortiz estaba dispuesto a todo, incluso a renunciar a sus derechos dinásticos. Y fue ahí cuando los reyes eméritos tuvieron que dar su brazo a torcer. El entonces príncipe no estaba dispuesto a decir adiós a la periodista como años atrás hizo con Eva Sannum. Lo curioso del asunto es que tras conocer que doña Letizia era la elegida como consorte del heredero, aparecieron fans de la modelo noruega hasta debajo de las piedras.

Las paredes oyen y, además, los reyes eméritos se desahogaron con personas de su confianza que trabajan en Zarzuela. No es cierta la versión edulcorada del asunto que quiso vender doña Sofía de la cuestión en su biografía. La realidad es que Letizia no le gustaba para nuera y sigue sin gustarle. Tres cuartos de lo mismo ocurre con don Juan Carlos, que opina que un heredero al trono debe casarse con quien deba, no con quien quiera.

Siguiente: la humillación de Cristina a Letizia