La presentadora Paula Vázquez durante la presentación del 1 aniversario de la cadena #0 de Movistar. 30/01/2017 Madrid

Cuando juntas a un famoso impulsivo con las redes sociales puedes crear una bomba de relojería. Muchos lo han cogido para desahogarse, otros han enfurecido ante las críticas y han acabado insultando o los ha habido que también han tenido problemas con su incultura quedando en ridículo delante de todo del mundo. Por eso y para que no caigan en el olvido estas maravillosas meteduras de pata que hacen a nuestros famosos más humanos, vamos a recordarlas.

El caso de Paula Vázquez fue uno de los primeros y más polémicos. La presentadora la lió parda al subir una foto a twitter en la que aparecía su número de móvil, lógicamente no pararon de llegarle numerosos mensajes y llamadas. Ante la saturación de su teléfono, Paula Vázquez rogó a sus seguidores que no le enviaran más mensajes y borró la foto. Al parecer, nadie le hizo caso y quiso publicar el teléfono de las personas que no paraban de molestarle, pero visto que la gente seguía haciéndolo y que eso conllevaba un delito, Paula Vázquez acabó cambiando de número de teléfono.









Sergio Ramos es bastante experto en meter la pata en las redes sociales, una de las más graciosas fue cuando se equivocó de lugar en el que estaba. Era bastante fácil, escribir un texto alabando la ciudad que visitas y acompañándolo de una fotografía. Hasta ahí bien, Sergio Ramos publicó un texto en el que anunciaba que estaba en Nueva York y decía lo bonita que era la ciudad y acompañaba el mensaje con una fotografía de la Estatua de la Libertad. El problema viene cuando la Estatua de la Libertad que aparece en la fotografía no es la de Nueva York sino la réplica, mucho más pequeña, que se encuentra en Las Vegas.